Seguidores

miércoles, 31 de octubre de 2012

Monos y matreros


Había noticias de que estaban en nuestro mar de Luarca, pero el caso era dar con ellos, que quisieran comer y saber engañarlos. Como siempre buen ánimo para hacerse a la mar y mas en este caso que dentro de la marinería va Susin, un experto en la pesca del bonito que recorrió todos los mares y peleó contra todos los vientos. Modificó aparejos, caceas y está claro que las variantes por él indicadas dieron sus frutos.

La jornada puede decirse que fue la mejor del año con diferencia, la emoción en el Polin era continua, ya lo había dicho ¡El Polin no se rinde!


Que pena de temporal que tenemos ahora, cuando amaine seguro que los bonitos ya estarán lejos, pero siempre quedará el recuerdo del día de ¡los monos y matreros!

lunes, 29 de octubre de 2012

Trailer de pesca en El Polin

Para ir abriendo boca de una nueva salida al bonito, emoción, lucha con los matreros y muchas risas con los amigos.
Pronto el video completo.


martes, 9 de octubre de 2012

De altura a bajura

Llevábamos unos cuantos días sin salir con el Itaca, así que este fin de semana planeamos una salida para ver si pescábamos algún calamar que este año de momento nosotros pescamos mas bien pocos. Segis me hace madrugar de lo lindo así que antes del amanecer ya estábamos fondeados en la marca y hay que decir que no éramos los primeros, ni los segundos ¡Como madruga el personal!

Estuvimos dale que te pego a los señuelos y en total sacamos cinco calamares, pero quien me viera el polar pensaría que había pescado cincuenta, lo digo porque un par de ellos me pusieron perdido de tinta y ya se sabe que no hay quien lo quite, creo que era la venganza suya por sacarlos llegó la tinta hasta el puesto de pilotaje en el interior de la cabina, por las colchonetas, cristales y no digamos la cubierta... en fin que se le va a hacer todo por la pesca.



Para no aburrirnos y en vista que ya había unos calamares para guisar y para unos bocadillos, decidimos ir un poco al currican y alternarlo con spinning en los sitios apropiados así que preparamos aparejos y ponemos rumbo a los nuevos pesqueros.

Va saliendo alguna lubina, la verdad no muy grande pero siempre con emocionante lucha, a veces en el primer lance de la puesta y otras cuando nos disponíamos a cambiar.


Al curri nos entra una combativa sierra que le toca a Segis sacar ¡Como tiran estos peces! no se cansan de pelear y dan guerra hasta meterlas en la sacadera.



Al final ya cansados de tanto dar manivela al carrete y de pasearnos por toda la costa decidimos que ya es suficiente para este modalidad eran cinco entre las que había una hermosa de cerca de tres kilos y una buena sierra. Cambiamos los aparejos para pescar a fondo ya que la sonda no paraba de marcar. Los sargos estaban esperando y alguna breca, pero ya cansados nos marchamos pues el cupo estaba completo y se nos metió un bando de brecas pequeñas y no queríamos hacer una escabechina con ellas.



En resumen una jornada entretenida y divertida ¡Lástima de polar, Conchi me va a acabar matando!










jueves, 27 de septiembre de 2012

El Polin. Nueva singladura al bonito.

De nuevo El Polin surca los mares en busca de los preciados bonitos. El "terreno" por donde suelen merodear en busca de comida ya es conocido y solo hay que tener la suerte de dar con ellos, pues la técnica ya no es un secreto para la tripulación.

En esta ocasión fueron seis las capturas, todas de buen porte y que depararon unas peleas sin tregua. ¿Que mas se puede pedir? ¡Disfrutad de el video!


miércoles, 12 de septiembre de 2012

Jornada al bonito en el POLIN


Para el sábado pasado las previsiones del tiempo eran buenas, el viento desaparecía y el mar se calmaba totalmente, si a eso añadimos un dia de sol espléndido y una temperatura veraniega encontraremos el dia ideal para ir de pesca.

Carlos, armador del Polin, un barco de una eslora de unos 9 m y muy buena manga, me invita a acompañarles al bonito, así que el viernes nos juntamos para planificar la jornada y quedamos para las cinco de la mañana, hora mas que suficiente para poder soltar las caceas con los primeros rayos de sol en el lugar de pesca.



El equipo lo formábamos, Carlos, Ramón, Miguel, Chisqui y un servidor (Ulises) todos con gran ánimo y voluntad para disfrutar de la jornada con pesca o sin ella.

A la hora prevista y una vez conseguido el pan que era lo que nos faltaba de la intendencia, salimos del puerto de Luarca con rumbo al pesquero. La noche estaba cerrada y obscura, no se vislumbra ninguna luz por los alrededores y el radar no marca ningún barco, salimos con prudencia las primeras millas tratando de ver en la obscuridad no vaya a ser que nos llevemos por delante a algún bote de los que van al calamar -que son ellos muy madrugadores-.

En rumbo y a velocidad de crucero, los 15 nudos que llevamos nos resultan placenteros y nos animan a la conversación. Al timón va Ramón ya que Carlos prefiere hechar una cabezadita mientras llegamos a la zona y como es noche mucha atención al radar y al AIS.

Ya en el pesquero lanzamos los señuelos, primero los tres de popa y luego los dos que van en cada tangón empezando por los de babor. Aseguramos las cañas, regulamos los frenos y a pescar. Todos atentos, unos a la proa en busca de indicios que nos señalen la existencia de carnada, otros a popa sin perder la atención a las cañas y carretes, Ramón y Carlos alternándose al timón sin perder de vista la sonda para intentar localizar manchas de carnada.



Va pasando el tiempo y de repente la caña central de popa se dobla y el carrete empieza a sonar, Chisqui siempre atento sujeta la caña y empieza a cobrar la pieza, entonces la caña de babor da la misma señal, en ella se pone manos a la obra Miguel y para no ser menos la caña de estribor tambien pone música a su carrete. La verdad es que no son piezas que den mucho trabajo con unos equipos preparados para animales de mayor envergadura, así que subimos las piezas a bordo sin problema y con la alegria de que ya no vamos de vacio para casa.



Cada poco recibimos la visita de los delfines que nos deleitan con sus saltos y cabriolas, se ven a lo lejos y en un momento los tenemos pasando por la proa, se quedan, vuelven a adelantarnos, es como si quisieran decirnos algo. Luego se van a la velocidad del rayo y desaparecen.

Las pardillas están al igual que nosotros buscando comida y deambulan de un lado para otro sin localizarla, seguramente la tropa de delfines obliga a esta marabunta de peces que sirven de alimento a los mas grandes a refugiarse en las profundidades.



Así va pasando el tiempo, yo que no me desanimo nunca seguía con la esperanza de que entrara algo mayor, en cualquier caso el disfrute del día estaba siendo muy bueno. Como siempre suele pasar, cuando menos lo esperas, la caña central de popa da el aviso y esta vez se ve que al final del hilo algo tira con mucha fuerza a tenor de la velocidad de salida del hilo y teniendo en cuenta que el freno del carrete está regulado para soltar, pero no nos engañemos que hay que tirar con ganas para que la carraca suene y suena como si fuese una sirena que anuncia que un torpedo va hacia las profundidades.

Como siempre Chisqui es el mas rápido en coger la caña que cede a Ramón -este es para mi- dice Ramón y se prepara para el combate a la vez que yo me pongo a filmar con el móvil, así que mejor que contarlo es disfrutarlo en el video, donde al final un certero Miguel da gancho a la pieza y no pensar que su profesión es ganchero sino que es médico ¡Que precisión!



Ramón graba con su móvil escenas del barco y nos entrevista para que contemos nuestras impresiones que no pueden ser mas satisfactorias, disfrutando de un explendido dia de pesca en muy buena compañía.



Al final el sueño empieza a hacer mella en mi (habia dormido solo dos horas) y decido tumbarme un poco en el camarote; me dice Chisqui -duerme tranquilo, si hay novedad te aviso- para mi fue un minuto ya que el acunado del cabeceo del barco al navegar me acababa de dormir. De repente siento el motor acelerar y me despierto, ya ponemos rumbo a puerto, las cañas y tangones recogidos, la cubierta baldeada, la cocina limpia… y yo durmiendo a pierna suelta, me dicen que no me despertaron al ver lo agusto que estaba. Gracias amigos.


Ya en el puerto unas fotos de rigor para el recuerdo...




viernes, 31 de agosto de 2012

Enseñar a los niños

Es sabido que a los niños con padres y abuelos pescadores heredan la afición por la pesca y también es necesario que aprendan a respetar el medio marino que no está reñido con divertirse pescando.

Pongo unas fotos de mi nieta Olaya pasándoselo "pipa" pescando en el muelle de Luarca junto a su amiguito Jorje. Me siento feliz de verlos tan contentos.







Al final ¡Todos al agua! como debe ser.


sábado, 4 de agosto de 2012

Un jarro de agua fria

El otro dia estabamos preparando una salida de pesca a jigging en el Santa Olaya con la idea de ir detrás de los dentones. Cuando llegué al barco vi que el freno del carrete no me funcionaba correctamente ya que habia entrado un poco de agua en el sistema y estaba atorado, así que procedia emplear otro de los que tiene Segis y llevar este a casa a limpiar.

Mi hijo y grumete siempre me está reprochando que pesco con carretes de pacotilla y la verdad es que los carretes que uso son de gama media. Este es un Grauvell Capri GT 60, pero es cierto que nunca se me fue un pez por causa del equipo, también es cierto que con él Grauvell nunca me pelee con bichos de mas de 7 kilos.

Ya sin mas me dejó un Simano con un freno que paraba un camión, como estaba listo todo, preparé la caña y salimos del puerto en busca de los dentex.

Fue trascurriendo la jornada, buscándolos piedra a piedra, insistiendo, trabajando y nada de nada...

Lanzo, espero a que profundice, doy un tirón, doy otro...sieinto que algo va detrás del señuelo... doy otro tirón y una máquina de la RENFE se dispara a toda velocidad curvando la caña y sacando hilo a toda máquina. De repente, todo se para ¿se habrá desenganchado? Subo el aparejo y veo que el flurocarbono está cortado limpiamente. El bicho se tragó el jig entero cortando limpiamente el bajo.

Moraleja, para estos animales hay que poner un mínimo de 0,45 mm (tenia un 0,38 mm) aunque lo ideal es poner un o,60 mm o 0,65 mm y eso sino se encuevan porque entonces sino quieren salir, no hay nada que hacer.

Piénsese que aunque pocos hay alguno de mas de 7 kg (Mi amigo Resti pescó uno el año pasado) y yo creo que rondan otros mayores y no nos olvidemos que el potencial de estos peces cuando los clavas no tiene parangón comparado con otros por ejemplo la lubina, un dentón te dice que se va y se va, solo te queda aguantarlo frenado procurando que no se enrroque.

Bueno, pues vista la historia y ante el temor de que una vez reparado el Grauvell una fiera de estas nos volviera a dejar con la boca abierta, decidimos comprar sendos Sorön STX 70 que vienen con dos bobinas, en una le metí 250 m de trenzado de colores de la marca Sufix de 0,30 que tiene una resistencia teórica de 21.0 kg/46Lb, no es el mas resistente pero tiene la ventaja que se los metros que tengo fuera del carrete en cada momento. El la otra bobina le metí un trenzado que tenia por casa de 0,35.

La mayoria de las pruebas que vimos de este carrete lo valoran positivamente, aunque efectivamente no es un Simano de los de 900 euros, tampoco creo que sea imprescindible, para mi lo mas importante es que el freno funcione con suavidad, progresividad y con la potencia que yo quiera y este carrete lleva un sistema de freno sellado. Tambien espero que aguante bien las horas de salitre el resto de maquinaria, porque potencia no creo que le falte con una desmultiplicación de 4,8:1 y el pedazo de manivela que trae. Suave lo es bastante ya que tiene 10 rodamientos + 1 cojinete de rodillo con antireverse instantaneo.

Enfin a ver el resultado que da en la práctica. Dejo unas fotos.

miércoles, 25 de julio de 2012

Sin calamares

Nos preparamos para ver amanecer en el mar y de paso intentar llevarnos unos calamares a casa para la cena.

Lo primero lo conseguimos aunque no sin esfuerzo, ya que a las cuatro y media de la mañana el cuerpo pide posición horizontal. De lo segundo, o sea los calamares, ni la muestra conseguimos.

Decidimos cambiar de tercio y acercarnos a la costa a darle un poco al spinning. Vamos cambiando de un lado a otro hasta que una preciosa lubina sucumbió a los encantos Sébile Magic Swimmer FSK, que dicho de paso es fantástico.

lunes, 9 de julio de 2012

De nuevo a surcar los mares

El Itaca vuelve al mar. 


Aprovechando el fin de semana, el sábado el barco fue botado una vez realizadas las mejoras previstas.

Ahora con una nueva dirección hidráulica y acostumbrado a tirar como si estuviese haciendo pesas por la anterior que era de cable y estaba dura como un peñón, estoy bastante contento ya que para hacer las maniobras sobre todo en el puerto las puedo hacer sin esfuerzo y con precisión. 


Como se puede apreciar es una BayStar para motores fuera borda de hasta 150 cv, así que con 100 cv que tiene el Itaca está bien sobredimensionada.

También equipamos el Itaca con un piloto automático. Hay muchas ocasiones en las que voy solo de pesca y en esos caso se nota la falta de un marinero adicional (Segis o Tito), sobre todo cuando se pesca al currican y se engancha un pez, ya que al salir a la bañera para trabajarlo el barco queda sin control y siempre va para donde uno no quiere.

El piloto en cuestión es un Raymarine S1000. Me decidí por este modelo por varios motivos, el primero por la marca, ya que una experiencia positiva con Raymarine me confirmaba su seriedad y garantía. Para mas detalles, el Raymarine de la embarcación de mi hijo literalmente reventó, este piloto tenia mas de cuatro años y además no lo había comprado el directamente sino que venia con el barco cuando lo adquirió, pues bien, se puso en contacto con la casa y les explicó lo que le había pasado, le dijeron que efectivamente esos pilotos tenían un defecto de diseño, que lo desarmara y se lo enviase. En menos de diez días tenia un piloto totalmente nuevo y con los defectos corregidos.


El S1000 es inalámbrico y como se puede ver en la foto tiene un mando pequeño, que se puede poner en un soporte como el de la foto en la cabina, aunque viene con otro soporte adicional por si lo queremos poner en la bañera, ademas de una cinta para colgarlo del cuello a modo de collar o un enganche especial para llevarlo en un cinturón.

Su funcionamiento es sencillo, apunta hacia donde quieres ir y aprieta una tecla.  También tiene otras dos flechas para corregir rumbo a babor o estribor. Este será el método de uso que mas aprovecharé aunque también tiene la función de seguir una ruta que tengas marcada en el plotter. Otras funciones son navegar en zigzag, en círculo y en trébol.

Para mi lo mejor es que puedes salir a la bañera y desde ella controlar el barco.


Las pruebas y calibración las hicimos con un mar movido y un viento del oeste que empujaba con gana, siendo satisfactorias y de acuerdo a lo esperado. Como defecto que le encuentro, es que es bastante ruidoso en su funcionamiento, con buena mar las correcciones son menos por lo que el ruido también, pero con mala mar cada vez que corrige mete bastante ruido.

Aprovechando el izado se realizó el mantenimiento anual para que pueda tirar toda la campaña. Ahora a ver cuando podemos salir de pesca ya que antes tengo obligaciones domésticas prioritarias.







lunes, 2 de julio de 2012

Se hacen planes pero no siempre se pueden cumplir. Tenia unos días de vacaciones que pensaba aprovechar para ir de pesca, así que preparé los pertrechos llené el depósito de combustible y cuando estábamos maniobrando en el puerto, se rompió la dirección.

La verdad es que no estaba bien a pesar de que un mecánico la había revisado para mejorar su funcionamiento, tenia un punto de dureza que al forzar para pasarlo rompió el cable que ya estaría tocado. Al principio desilusión, luego siempre se piensa que mejor una avería en el puerto que no en la mar, donde habría que soltar el enganche y venir navegando moviendo el motor desde la popa.

Así que vamos a aprovechar para ponerle una dirección hidráulica, un piloto automático inalámbrico y de paso hacer la revisión anual al motor y casco. Ya se está en ello y enseguida podremos disfrutar del Itaca si el tiempo lo permite.

martes, 5 de junio de 2012

Moco y no de pavo...

Este fin de semana salimos de pesca en el Itaca. Tras los primeros lances enseguida vimos que los señuelos venían con lo que parecía una gota de rocío, al fijarnos mas nos dimos cuenta de que era como una especie de gelatina que estaba por todas partes, tanto al lado de la costa como millas mar adentro.

No se que podrá ser, parece como si fuesen trozos de medusa por su aspecto gelatinoso, pero no es urticante y si comprobamos gran cantidad de medusas pequeñas o algo que se parecía a ellas y de una longitud de unos cuatro centímetros.

Hay opiniones de todo tipo sobre este fenómeno, alguna dice que espanta al pescado... podrá ser, pero navegando por fondos de ocho metros de sonda y en un lugar donde la gelatina era bien abundante pudimos observar el mayor banco de sargos por mi nunca contemplado, la sonda empezó a marcar y como el agua estaba totalmente clara y se veía perfectamente el fondo, solo hubo que mirar hacia abajo y ver el espectáculo de cantidad ingente de sargos de un tamaño de unos 30 cm que se paseaban tranquilamente por debajo del Itaca. Nunca vi tantos juntos y era un placer contemplar una naturaleza tan viva.

Bueno nosotros a lo nuestro, tratando de sorprender a alguna lubina, que parecen desaparecidas últimamente, buscando los lances que nos parecían mas apropiados en un sitio y otro. Me entra una no muy grande (en la foto de la nevera al lado de los abadejos parece mas pequeña) y por lo menos me digo que ya tenemos cena. Se tiran otras dos pero no enganchan, en fin es lo que hay.


Decidimos cambiar de tercio para intentar subir algún submarino verde, así que cambiamos de equipo y nos dirigimos al pesquero...






Enseguida la sonda empezó a marcar cantidades ingentes de cebo, así que lanzamos los aparejos al agua a ver si querían los señuelos, enseguida Segis engancha uno de buen tamaño, al sacarlo vemos que tiene la boca llena de patexias y curiosamente al prepararlo en casa vemos que el estómago está vacío, osea que acababa de empezar a comer.

Al poco engancho yo uno de menor porte que tras un par de tirones por el fondo, la presión le deja sin fuerzas. La pesca del fin de semana se completa con un sabroso sanmartin que sube segis a bordo.



lunes, 28 de mayo de 2012


El mar en Luarca estaba bastante bien para pescar en cuanto oleaje. Sin embargo las previsiones meteorológicas indicaban vientos fuertes del oeste, y como lo primero es la seguridad, no nos atrevimos a ir a los caladeros del este, ya que si de verdad arreciaba el viento tal como decían podíamos tener problemas para el regreso al tener que volver proa al viento.

Así que pescamos por las proximidades del puerto, solo un viento un poco molesto nos impedía pescar con normalidad al devalo. Pero de lo que buscábamos -nada de nada- así que decidimos calar en busca de algo mas menudo, unos sargos y cantidad de julias que parecían estar en todas partes que se llevó Tito para la cena de él y de sus hijas.

El viento prometido no llegó y nos quedamos con dos palmos de narices por no ir a los caladeros del este. Así que para aprovechar el día decidimos regresar a puerto y pegarle un fregado al barco que lo necesitaba bastante, con un marinero tan competente como Tito en un abrir y cerrar de ojos lo dejamos así de guapo.


Como había tiempo de sobra me dio por mirar en unas cajas que tenia olvidadas por casa y encontré esta foto de mis años mozos. Me hace gracia porque parece sacada de la serie televisiva "Cuentame" Yo tan delgado que no casi me conozco (tengo un plan secreto para llegar de nuevo a esos kilos) y los dos niños que aparecen, mis hijos, que ahora son "paisanos" de casi cuarenta. La lubina pesó 6,5 kilos y fue pescada con bolla y de cebo pulpo, el lugar la zona de Frejulfe, en día anterior había pescado otra igual y en esa zona realicé las mejores y mas divertidas pesca de mi vida ya que lo pescaba todo a boya y desde el pedrero, eso si que es una pasada. Insistiendo un poco por la zona hoy día aún se pueden coger buenos ejemplares con dicha técnica y sobre todo ahora que todo el mundo emplea señuelos artificiales y al natural están menos pinchadas.


Y para completar la historia en las mismas cajas encontré los carretes que empleaba en aquellos tiempos de los cuales dejo fotos y el propósito de restaurarlos. Tres son para la pesca en el río, marca Mitchell, unos carretes totalmente válidos para los tiempos actuales, sobre todo el pequeño, una verdadera maravilla.
Los otros dos son de la marca Sagarra y solo necesitan un poco de engrase y limpieza del salitre para poder sacar un buen pez.







¡Que tiempos aquellos que no volverán! Pero que permanecen intactos en mi memoria y de los que me deleito con su recuerdo.



martes, 22 de mayo de 2012

Muchos sabemos desde hace tiempo de lo irracional de estas acciones, pero ver las imágenes nos hace palpitar el corazón. ¿Estamos locos?

LA MITAD DE LOS PECES QUE SE PESCAN EN EL MAR DEL NORTE SE VUELVEN A ARROJAR AL MAR, MUERTOS

794.477

PERSONAS SE HAN UNIDO A FISH FIGHT! ¿A QUÉ ESPERAS?

AYÚDANOS A DETENER ESTE DESPERDICIO INÚTIL


Una acción, en la que a mi modo de ver, todos deberíamos arrimar el hombro. Se trata de reunir cuantas más firmas posibles para intentar hacer oir una voz que trata de evitar que se tirem millones de toneladas de pescado por la borda por razones políticas. Vereis el video y lo entendereis perfectamente. Tenéis el documento para adheriros en la siguiente dirección:
http://www.niunpezporlaborda.org/

domingo, 20 de mayo de 2012

Me gustaría compartir con vosotros unas imágenes fantásticas. Es la sumisión del poderío animal al ser humano, aunque pienso que el submarinista no las tendría todas consigo porque sino ¿Para que lleva guantes de malla?

Que lo disfruteis

http://www.youtube.com/watch_popup?v=WK2LpUoqX6A&vq=medium


lunes, 14 de mayo de 2012

La naturaleza muchas veces nos muestra cosas increíbles.
¿Como puede ser que unos animales tan inteligentes como los delfines queden varados en una playa?

ver este enlace Delfines desconcertados

lunes, 7 de mayo de 2012

El pasado domingo planeé una salida de pesca en el Itaca en busca de alguna lubina, dentón o abadejo. Pero ya se sabe el hombre propone y la naturaleza dispone...

Yo me imaginaba que después del temporal y con la calma de estos días el pescado se movería en busca de comida, además las tablas solunares predecían una actividad moderadamente alta, así que...


Con un mar en calma que invitaba a navegar, disfruto del faro de Luarca y donde el cementerio tiene las mejores vistas de Asturias. El agua que caía a intervalos no sería para mi un inconveniente.

Me fijo un poco mejor y veo un aparejo a la entrada del puerto, son aparejos presumiblemente de nasas para el pulpo y es legal dejarlos largados durante el fin de semana, pero al lado de la bocana del puerto no dejan de ser un peligro sobre todo para las embarcaciones menores, porque la bandera que lo señaliza se bien de día pero de noche o con un chubasco mediano, no se ve y la puedes llevar por delante con el consiguiente enredo en la hélice y el peligro que suponen los bajos rocosos y los bloques del espigón tan cerca.


Miro estas peñas que tanto me sugieren y me pregunto que albergarán estos fondos tan vapuleados por todos, la vida animal cada vez mas escasa, a veces aún nos sorprende con capturas que nos hacen palpitar el corazón y sino es así, solo contemplar el paisaje merece la pena.


La Chada

Sigo navegando, vigilando la sonda y esperando que me delate algún banco de peces pasto, ya que hasta el momento solo había detectado algún ejemplar suelto o en grupo reducido.

Al fin, la sonda marca una mancha grande, en una zona concreta se ve como los peces se agrupan, levantándose un poco del fondo. Me pongo manos a la obra, lo intento de varias maneras distintas, pero  no supe engañarlas si es que alguna lubina estaba a la caza, no quiso saber nada de mis señuelos.


Así que decido cambiar de estrategia y ver si hay algún abadejo por mares mas profundos. Navegando y disfrutando del mar aunque a veces los chubascos me obligaban a ponerme a cubierto, suelto aparejos para que exploren las profundidades, una a una recorro las marcas de la zona y aunque en una de ellas la sonda marcaba lo que podían ser submarinos verdes, tampoco quisieron mis señuelos.

Cuando arriaba el aparejo, que es de trenzado de colores, me llamó la atención algo que subía de las profundidades siguiendo los colores de la línea ¡Era un calamar! Así que pensé calamares y abadejos no deben ser muy buenos amigos. Contemplo el arco iris por última vez y pongo rumbo a puerto. No siempre se pesca y menos lo que uno quiere. Cuando llegué a puerto me dije que así y todo el día había sido espléndido y merecido la pena.






lunes, 30 de abril de 2012

Después de pasado el temporal que azotó estos días las costas del Cantábrico, había que mover un poco el Itaca ya que sino la dirección se endurece al resecarse la grasa lubricante, ademas quería probar un artilugio que había comprado por internet para pescar. La oportunidad me parecía buena el domingo, pero cuando llegué al puerto arreciaba el viento del NW que añadía fuerza a las olas de mar de fondo que venían en la misma dirección.

Decidí poner rumbo hacia las aguas de la Playa de Otur, ya que si la cosa se ponía peor mejor es ir a favor del viento que no en contra. La verdad es que nada mas pasar la Punta del Focicón que está a la salida del puerto, me di cuenta que sin el Grumete -que esta vez decidió no acompañarme-, me costaría trabajo hacer las pruebas previstas ya que tenia que soltar el timón y navegar despacio mientras soltaba hilo, pero el viento y las olas enseguida me ponían la embarcación de costado dificultando las pruebas.

Alfin lo conseguí -no sin esfuerzo-, aunque me costó un par de enredos, así que viendo que el viento seguía aumentando decidí poner rumbo al puerto. Por lo menos pude disfrutar de los acantilados que van desde Punta Muyeres hasta la playa de Otur.


Faro de Luarca (Punta del Focicón)

Saliendo por la enfilación.

El cabo Busto al fondo


Punta Muyeres a babor


Acantilados


La mar y el viento no permitian una navegación tranquila.




jueves, 19 de abril de 2012


Aquí está el Itaca, aguantando el temporal en el puerto de Luarca. Esta foto corresponde al día de ayer, donde el temporal pegó con fuerza en la proa del barco. Fuera del puerto olas de mas de 7,5 metros agitaban este Cantábrico nuestro que cuando se enfurece nos hace sentirnos insignificantes ante la fuerza de la naturaleza.

Espero que las amarras aguanten los tirones de las olas y de la corriente que se genera al pasar por este embudo que es la entrada a la dársena del puerto. Las fotos restantes muestran la fuerza de las olas golpeándo contra los espigones que protegen el puerto.

A pesar de las obras que se realizaron para proteger el Museo del Calamar, podemos apreciar que el agua golpea la puerta de entrada como diciendo ¡Esto es mío! a unos 100 metros el Itaca y yo pensando que ya es hora que se calme.

Este Cantábrico ¡Tan bello y tan bestia!


Los cabos que sujetan el Itaca sufriendo lo suyo



Dentro del malecón 


No es un río, es la corriente en la bocana del puerto









Fotos cedidas por Kike Kuy Candeal
Gran amigo, servidor de La Cruz Roja y que tiene La Mar como pasión.