Seguidores

sábado, 4 de agosto de 2012

Un jarro de agua fria

El otro dia estabamos preparando una salida de pesca a jigging en el Santa Olaya con la idea de ir detrás de los dentones. Cuando llegué al barco vi que el freno del carrete no me funcionaba correctamente ya que habia entrado un poco de agua en el sistema y estaba atorado, así que procedia emplear otro de los que tiene Segis y llevar este a casa a limpiar.

Mi hijo y grumete siempre me está reprochando que pesco con carretes de pacotilla y la verdad es que los carretes que uso son de gama media. Este es un Grauvell Capri GT 60, pero es cierto que nunca se me fue un pez por causa del equipo, también es cierto que con él Grauvell nunca me pelee con bichos de mas de 7 kilos.

Ya sin mas me dejó un Simano con un freno que paraba un camión, como estaba listo todo, preparé la caña y salimos del puerto en busca de los dentex.

Fue trascurriendo la jornada, buscándolos piedra a piedra, insistiendo, trabajando y nada de nada...

Lanzo, espero a que profundice, doy un tirón, doy otro...sieinto que algo va detrás del señuelo... doy otro tirón y una máquina de la RENFE se dispara a toda velocidad curvando la caña y sacando hilo a toda máquina. De repente, todo se para ¿se habrá desenganchado? Subo el aparejo y veo que el flurocarbono está cortado limpiamente. El bicho se tragó el jig entero cortando limpiamente el bajo.

Moraleja, para estos animales hay que poner un mínimo de 0,45 mm (tenia un 0,38 mm) aunque lo ideal es poner un o,60 mm o 0,65 mm y eso sino se encuevan porque entonces sino quieren salir, no hay nada que hacer.

Piénsese que aunque pocos hay alguno de mas de 7 kg (Mi amigo Resti pescó uno el año pasado) y yo creo que rondan otros mayores y no nos olvidemos que el potencial de estos peces cuando los clavas no tiene parangón comparado con otros por ejemplo la lubina, un dentón te dice que se va y se va, solo te queda aguantarlo frenado procurando que no se enrroque.

Bueno, pues vista la historia y ante el temor de que una vez reparado el Grauvell una fiera de estas nos volviera a dejar con la boca abierta, decidimos comprar sendos Sorön STX 70 que vienen con dos bobinas, en una le metí 250 m de trenzado de colores de la marca Sufix de 0,30 que tiene una resistencia teórica de 21.0 kg/46Lb, no es el mas resistente pero tiene la ventaja que se los metros que tengo fuera del carrete en cada momento. El la otra bobina le metí un trenzado que tenia por casa de 0,35.

La mayoria de las pruebas que vimos de este carrete lo valoran positivamente, aunque efectivamente no es un Simano de los de 900 euros, tampoco creo que sea imprescindible, para mi lo mas importante es que el freno funcione con suavidad, progresividad y con la potencia que yo quiera y este carrete lleva un sistema de freno sellado. Tambien espero que aguante bien las horas de salitre el resto de maquinaria, porque potencia no creo que le falte con una desmultiplicación de 4,8:1 y el pedazo de manivela que trae. Suave lo es bastante ya que tiene 10 rodamientos + 1 cojinete de rodillo con antireverse instantaneo.

Enfin a ver el resultado que da en la práctica. Dejo unas fotos.