Seguidores

martes, 6 de agosto de 2013

Buen día...para tomar el sol

El pasado domingo día 4 de agosto era la última oportunidad -hasta la próxima semana- que tenia para tantear a las lubis y tal vez a los calamares que tan negados están para mi este año, así que madrugón al canto y marinero a la mar.

Llegué al alba al caladero de calamares y ya había media docena de embarcaciones dándole para arriba y para abajo a los señuelos, los observo y nana de nada, veo a lo lejos otra embarcación, es la de mi amigo "El Paredano", y ya cuando me acerco a él me hace un signo negativo con la mano, así que decido tantear otros mares mas alejados.

Al llegar a ellos, hay un bote local con tres personas abordo dándole a las poteras, me alejo un poco de ellos y lanzo mis artilugios...10 minutos, 20 minutos, media hora ¿Habrá calamares por la zona? -Me pregunto- porque no se se sacar ni uno, pero ya se sabe lo que pasa con estos sabrosos animales, de repente pueden aparecer y hacemos una buena pesca...

Lo siento... me voy a las lubis... que el sol empieza a tomar fuerza y luego ni uno ni otro ya que el día tenía un pronóstico soleado como así fue, solo había que ver las playas cargadas de gente tomando el sol y piragüistas y otros disfrutando de la mar.



Puestos a la faena la primera pieza que pesco al curri es un Sanmartin yo creo que es el pez mas feo y a la vez el mas sabroso de todos los que pesco.

La jornada, nada apropiada para este tipo de pesca por el radiante sol que iluminaba en demasía, se fue desarrollando sin incidencias, salvo un desenganche de una bastante guapa que ganó la pelea, el resto pasaron la borda del Itaca.

Dejé para el final la pesca de unos sargos, los justos para una hornada con cebolla y patatinas ¡uhmmm...!


En fin ¡Hasta la próxima compañeros de fatigas y buena pesca para tod@s!

Variado para no variar.

Otro dia mas de pesca en el Itaca ¡Hay que aprovechas el tiempo!

Esta vez en compañía del grumete, que se las prometía muy felices con un señuelo nuevo que le gustaba mucho. ¡Vaya si tenia razón! Las mejores piezas entraron a él.

En fondos de mas de 10 m subió el precioso dentón por él para a continuación dirigirse a toda máquina otra vez al fondo ¡Como cantaba el carrete! ¡Como pelean estos peces! ¡Que fuerza tienen!



La pesca a spinning  continua, trabajando con ganas, pero solo alguna pequeña -que se salvó, al ir de nuevo a su elemento- Nos esta costando trabajo hasta que una guapa quiso complacernos con su lucha. No es que sea para tirar cohetes pero nos alegró el día.


Al final decidimos pescar unos sargos para cocinarlos al horno con mucha cebolla y patatitas ¡uhmmm...! ¡Que ricos están!.

Bueno amigos este es el resultado de la pescata, el próximo día tendré que llevar unas julias a casa pues si se entera mi suegra que las devolvía al mar  (con lo que a ella le gustan) se enfada conmigo.




Lubina al curri

El dia 1 de agosto el mar en Luarca se encontraba bajo mi punto de vista ideal para tantear a las lubinas. Un mar de fondo liviano que permitía acercarse a sus cazaderos con seguridad y un cielo nublado que acentuaba la eficacia de los señuelos.

Así sin muchas pretensiones, me dediqué al currican y aparte de otras piezas menores que fueron devueltas al agua, me quedé con esta preciosidad de 5 kilos. Que por cierto, nada mas caer en la bañera del Itaca, se soltó del señuelo. La fota la saqué en casa pues ese dia pescaba en solitario.


Por un motivo o por otro el Itaca no se movió de las amarras para ir de pesca hasta el día 25 del pasado julio, con un montón de cosas nuevas que probar y experimentar.

Salimos a tantear y el resultado fue este.


No es que sea para tirar voladores, pero es lo que hay y fue suficiente para quitar el óxido a los carretes.