Seguidores

lunes, 16 de abril de 2012

En la pesca con cebos artificiales tengo que reconocer que hay una parte emocional en mi a la hora de elegir señuelos, aunque siempre tratando de buscar los productos que me parecen mas innovadores y novedosos, a veces me dejo llevar demasiado por mi imaginación.

El otro día estábamos pescando mi hijo y yo a jigging cuando por un fallo del material, perdió el jigg que estaba utilizando. Al buscar en la caja me dice que no tiene mas del mismo color y que le estaba dando buen resultado ¿picarán a este verde? Yo le contesto que si, que igual que al que tenia. Estoy convencido que si hay pesca y está en actividad alta, no se fijarán tanto en los colores como en el movimiento del señuelo.

El resultado fue que no hubo diferencia, a menos sustancial, entre las capturas de su jigg verde como del mío. Otra cuestión es cuando ya no están con una actividad alta, entonces quizás sean mas proclives a atacar un señuelo de un color que de otro. Aunque claro está, hay que tener en cuenta que no es lo mismo emplear un señuelo de 35g que uno de 200g, al igual que no se pesca de la misma forma con un vinilo que con un paseante, un minnow o un popper. Así que cada maestrillo tiene su librillo.

Estos son algunos de mis señuelos, cada uno para su momento... y sino dan resultado siempre trataremos de buscar en nuestra bolsa otro color, otra forma otro tamaño...


Sebile, al moverse los líquidos interiores imitan sangre


Sebile, profundizan muy bien y navegan mejor


Hart, versión barata que me da buenos resultados


Sebile, al moverse genera imitación de escamas


Rapala


Sebile, un paseante con el que también se puede  cacear, genera escamas


Sebile, articulado que se hunde rápidamente ¡fantástico!


Sebile, pequeño pero matón y lances largísimos


Vinilo


Vinilo


Vinilo


Las lubinas y dentones no se resisten a estos dulces


Gominolas para los abadejos


Inchikus


Jiggs


Jiggs