Seguidores

miércoles, 4 de abril de 2012

El otro día comentaba un colega en esto de la pesca que siempre sacaba un cabracho pequeño, como si esta especie estuviera abonada. Me resultó gracioso porque a nosotros nos pasa también casi siempre que pescamos a cebo natural. La verdad es que son unos peces muy llamativos, aunque es preciso manejarlos con cuidado antes de devolverlos al mar, ya que tienen unas púas con veneno que nos pueden fastidiar al día.


Cabracho