Seguidores

domingo, 8 de enero de 2012

Mi barco

Mi barco es un Antares 620. Escogí dicho modelo porque tiene un pasillo que llega a la proa, lo que me permite poder realizar las maniobras de fondeo y atraque con un plus de seguridad, ademas si la mar no se mueve demasiado se puede pescar desde la proa con bastante comodidad.

¿Porque se llama Itaca?

Itaca es una isla de la mitología griega, Homero la describe como el lugar donde Ulises reinaba ¿Que que tengo que ver yo con eso? Pues muy fácil ya que mi nombre es Ulises y esta es mi isla.


Su bañera no es muy grande pero tampoco se sienten estrecheces. La cabina permite llevar el equipo de seguridad, ropa de reserva, víveres y un completo equipo de pesca, eso si la mayoría de las cañas deberán estar plegadas, pero eso no es impedimento ya que le he puesto cinco cañeros que junto a los dos que traía me permiten llevar la artillería preparada.

Lo propulsa un motor fuera borda Mercury de 100 cv lo que le permite alcanzar mas de 24 nudos con buen mar aunque yo suelo navegar entre 12 y 16 nudos para disfrutar de las olas. Su depósito de 136 litros le da una aceptable autonomía.

No tengo grandes equipos de electrónica, pero si los suficientes para navegar con seguridad y buscar la pesca, así que me arreglo con un VHF con señal selectiva digital, un GPS-ploter en color que a la vez lleva incorporada una sonda además del consabido y obligatorio compás.

En material de pesca el equipamiento es todo el necesario para afrontar jornadas de jigging, spining, currican, pesca a la deriva o fundeado. No lo está para ir al bonito, ni está despachada para largas distancias, ni tampoco sería aconsejable alejarse con una embarcación así demasiado de la costa. Pero no nos importa ya que con los sierras nos lo pasamos estupendamente.


Las jornadas de pesca en el Itaca las suelo compartir con mi hijo, yo le llamo grumete. El me lleva en el suyo, Santa Olaya, porque dice que soy su gregario osea el que trabaja o mejor dicho, pesca para el. A ver si acaba aprendiendo de una vez... y mira que tiene afición...